Pasar al contenido principal

5 consejos para intolerantes a la lactosa: te encantará este nuevo queso de Mercadona

Mercadona

La lactosa es un tipo de azúcar que se encuentra en la leche y otros productos lácteos. El cuerpo necesita una enzima llamada lactasa para digerir la lactosa.

La intolerancia a la lactosa es la incapacidad de digerir ese azúcar llamado lactosa que se encuentra en la leche y los productos lácteos. Normalmente, cuando una persona ingiere algo que contiene lactosa, una enzima del intestino delgado llamada lactasa la desintegra en formas de azúcar más simples conocidas como glucosa y galactosa. Estos azúcares simples son fácilmente absorbidos dentro del torrente sanguíneo y se transforman en energía, que es el combustible para nuestro organismo.

Sin embargo, la gente con intolerancia a la lactosa no produce suficiente lactasa para desintegrar la lactosa. Entonces, la lactosa no digerida se asienta en el intestino y es descompuesta por las bacterias y esto provoca gases, hinchazón, calambres estomacales y diarrea.

La intolerancia a la lactosa es bastante común. Los niños pequeños son menos propensos a tenerla, pero con el paso del tiempo muchas personas se vuelven intolerantes a la lactosa durante la vida adulta (y algunos mientras son adolescentes). Algunos profesionales del cuidado de la salud consideran que la intolerancia a la lactosa es una condición normal del ser humano y, por lo tanto, no la consideran una enfermedad.

Las personas con intolerancia a la lactosa pueden tener varios síntomas.Usualmente, entre 30 minutos y 2 horas después de haber comido, una persona con intolerancia a la lactosa tendrá nauseas, calambres estomacales, distensión abdominal, gases y diarrea.

Estos son algunos consejos para enfrentar la intolerancia a la lactosa:

  • Tomar leche vegetal, reducida en lactosa o deslactosada.
  • Cuando bebas leche o ingieras alimentos que contienen lactosa, ingiere también otros alimentos que no contengan lactosa en la misma comida para tener una digestión lenta y evitar problemas.
  • Ingerir alimentos libres de lactosa, que sean ricos en calcio, como el brócoli, el tofu o la leche de soja. Considera los quesos duros, como el cheddar, que tienen un bajo contenido de lactosa.
  • Los yogures que contienen cultivos activos son más fáciles de digerir y tienen muchas menos probabilidades de causar problemas de lactosa.
  • Aprende a leer las etiquetas alimentarias. La lactosa se agrega a algunos alimentos envasados, congelados, enlatados o preparados, como el pan, los cereales, el fiambre, las salsas, las mezclas para preparar tortitas y galletas, etc. Debes estar atento a ciertas palabras que podrían indicar que el alimento contiene lactosa: manteca, queso, crema, leche en polvo, sólidos de leche y suero de leche, por ejemplo.

Por estos motivos, queremos informarte de una novedad de Mercadona que te vendrá genial si eres intolerante a la lactosa. Se trata de un queso de untar sin lactosa y sin gluten.

Queso de Mercadona

Hablamos de un queso blanco pasteurizado que se vende en una tarrina de 200gr a un precio de 1'25€. ¡Una opción perfecta para incorporar a tus comidas con total tranquilidad!

 

¿Qué te ha parecido?

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
3 + 14 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.

Comentarios Recientes