Pasar al contenido principal

Trucos y consejos para ahorrar en calefacción de cara a la cuesta de enero

Calefacción

La Navidad y el año llegan a su fin, lo que significa que la temida cuesta de enero ya asoma por nuestros horizontes.

Enero es un mes en el que los hogares tienden a recortase para hacer frente a los gastos de la Navidad y a las facturas que tendrán que pagar. Por eso, la calefacción tiende a ser uno de los puntos más sencillos para ahorrar algunos euros en sus facturas. 

Aunque las temperaturas han caído en picado y la calefacción funciona a plena potencia, aquí te mostramos algunos trucos y consejos para ahorrar, ya que según la OCU la calefacción representa el 47% de la factura energética.

Si no pagas una tarifa fija, existen muchos trucos y consejos para ahorrar en calefacción que te permitirán reducir la factura entre un 10 y un 40%. Eso es mucho dinero en gastos bimensuales que pueden alcanzar fácilmente los 300 o 350€ en una vivienda estándar. ¿Qué te parece?

Lo más interesante de todo es que hay muchos frentes en los que actuar, y en muchos casos ni siquiera hay que invertir dinero extra. Basta un cambio de hábitos, y algunos trucos y consejos para maximizar el calor generado por la caldera. Enseguida notarás un ahorro en la factura.

Si esto te interesa aquí te dejamos un vídeo con algunos trucos:

 

 

 

Podemos ahorrar dinero en la calefacción si cambiamos algunos hábitos (en realidad habría que llamarlos vicios) y seguimos una serie de sencillas normas durante la temporada de frío.

La temperatura ambiente de la casa en invierno es clave para reducir o aumentar la factura. Es un gasto inútil poner la calefacción a 25 grados centígrados para ir por casa en camiseta de manga corta.

Los expertos aconsejan mantener una temperatura de 16-18 grados durante la noche, y entre 20-21 grados durante el día. Ten en cuenta que por cada grado adicional el gasto en calefacción aumenta un 7%.

En lugar de encender la caldera cuando hace frío y apagarla cuando ya ha calentado la casa, es más eficiente programarla automáticamente con un termostato para que se encienda sola cuando la temperatura descienda por debajo de lo mencionados 20 grados durante el día. Al calentar poco a poco gasta menos. Pero si vas a estar unas horas fuera de casa, es mejor dejarla apagada.

Si con el termómetro a 20 o 21 grados sigues notando algo de frío, la solución es abrigarse un poco más. Camisetas aislantes, calcetines de lana, zapatillas altas, una manta en el sillón mientras ves la tele...

A la hora de ventilar la casa por las mañanas, con 10 minutos es suficiente para renovar el aire. Más tiempo sólo contribuirá a bajar la temperatura interior.

Como puedes ver, son trucos sencillos de llevar a cabo, pero al mismo tiempo muy efectivos. ¡Merece la pena intentarlo!

También te puede interesar:

Consejos para hacer regalos sin género ni estereotipos para niños y niñas esta Navidad

Trucos y usos del aceite de oliva muy útiles que desconoces

No es solo para niños, estos son los motivos por los que debes ver Frozen 2

3 juguetes baratos de Lidl para niños que deberían estar en todas las cartas a los Reyes Magos

¿Qué te ha parecido?

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
1 + 0 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.

Comentarios Recientes