Pasar al contenido principal

Trucos para evitar llorar mientras cortas una cebolla

Cebolla

Al romper el tejido de la cebolla, se desprenden unos aceites esenciales que pasan fácilmente a forma gaseosa. De este modo ascienden hasta encontrar nuestras vías respiratorias y nuestros ojos, cuyas mucosas irritan, provocándonos las lágrimas como respuesta defensiva para diluir el compuesto y lavarlo del ojo.

La "sabiduría popular", ayudada por internet, ha propuesto algunos de los remedios para evitar llorar cuando cortamos una cebolla:

 

 

  1. Enfriar las cebollas en la nevera: por norma no es recomendable guardar las cebollas ni los ajos en la nevera, pues se desecan en exceso y pierden parte de su sabor, aunque no están entre las hortalizas que peor responden al frío. Por lo tanto es plausible enfriar la cebolla una hora o dos antes de cortarla en la nevera. Con ello, restaremos energía al sulfóxido y por lo tanto parte de su capacidad de gasificarse y llegar a nuestros ojos. Si cortamos rápido la cebolla antes de que retome su temperatura notaremos mucho menos escozor.
  2. Lavar las cebollas antes de cortarlas: si una vez desprendida la capa seca les damos un pase por el agua del grifo, lavaremos el sulfóxido superficial y rebajaremos el nivel de las emanaciones.
  3. Usar un cuchillo bien afilado y sin muescas: otro truco fundamental es no usar cualquier cuchillo, y mucho menos uno de sierra de cortar chuletones. El motivo es que estos cuchillos suelen estar poco y mal afilados y en lugar de cortar lo que hacen es machacar la zona de corte, triturar los tejidos y por tanto liberar exponencialmente mucho más sulfóxido, asegurando las lágrimas. La solución es usar un cuchillo de cocina bien afilado y sin muescas en el filo, que corte limpiamente las capas sin apenas hacer mella. Existen para tal fin los llamados "cuchillos cebolleros".
  4. Cortar con método: hay que cortar la cebolla de una manera sistemática, de modo que se produzca el mínimo de rotura de las capas, lo que favorecería grandes emanaciones de sulfóxido. La mejor manera es cortar con la piel seca incluida los dos polos de la cebolla de manera que quede con asiento plano por ambos lados. Luego, asentada, se parte en dos mitades y las mismas, así, se descortezan fácilmente.

También te puede interesar:

Estos son los 3 beneficios de comer pistachos: ¿realmente ayudan a reducir el estrés?

¿Qué es la COP25? ¿Por qué se está celebrando en Madrid?

Estos son los alimentos que nunca deberías darle a tu perro, ¡pueden causarle graves problemas!

¿Debemos ducharnos con agua fría o caliente? ¿Cuáles son los beneficios de tomar una ducha cada día?

¡Funciona! Trucos para conservar los frutos rojos frescos durante más tiempo

¿Qué te ha parecido?

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
5 + 1 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.

Comentarios Recientes