Pasar al contenido principal

Radiadores de calor azul: ¿Merecen la pena?

Radiadores calor azul: ¿merecen la pena?

Hoy día, los dispositivos empleados para mantener una temperatura afable en una vivienda son de diferentes tipos. En esta época en la que se ha decidido apostar firmemente por las energías renovables, surge una figura como son los radiadores de calor azul. Probablemente habrás escuchado hablar de ellos, y quizá hasta leer comentarios que no son del todo ciertos. Hoy desvelamos los secretos de los radiadores de calor azul y analizamos si realmente merecen la pena.

Lo cierto es que la Red aglutina una multitud de comentarios a favor y en contra de los radiadores de calor azul. Hay quien destaca sobre ellos ciertas particularidades y otros que sostienen el motivo del coste como un factor a evaluar.  Antes de entrar en materia analizaremos qué son los radiadores de calor azul.

Qué son

Los radiadores de calor azul son dispositivos de aluminio que logran calentarse por el conocido como efecto ‘Foule’. Este consiste en el calentamiento de un fluido interior a través de una resistencia, logrando que se caliente la estructura de aluminio del radiador. En los radiadores de calor azul el fluido es aceite.

A la hora de abordar el tema de los radiadores de calor azul nos surgen dos preguntas fundamentales: una tiene que ver con la eficiencia; la otra, con el ahorro que supone su uso.

Ventajas e inconvenientes de los radiadores de calor azul

La primera ventaja que encontramos con el uso de radiadores de calor azul es que su instalación no es costosa. Además, su diseño permite que el calor logre dispersarse de forma uniforme por todas las estancias de la vivienda.  También destacan entre sus bondades el hecho de que sean de aluminio, programables y que incluyan termostato.

Entre sus ventajas principales destacan el empleo de sondas para controlar la temperatura y evitar el desperdicio energético; la posibilidad de regular la temperatura con un temporizador; la distribución del calor desde la parte superior y la no producción de olores, residuos o gases.

1

Sin embargo, por otra parte, entre los inconvenientes del uso de calor azul resalta que el ahorro por su instalación puede derivar, a la larga en un sobrecoste, ya que, según califican portales como ‘Erenovable’, son “una de las peores opciones a nivel de rendimiento y eficiencia energética para calentar el hogar”.

De igual forma, sobre la eficiencia de estos radiadores de calor azul destaca que se requiera un mayor gasto energético, y por consiguiente de dinero en electricidad, para lograr calentar la habitación. Además es menos eficiente que la calefacción habitual.

¿Merece la pena?

Tal y como sostienen diferentes portales especializados, y por un mero motivo económico, usar radiadores de calor azul no merece la pena. Según el portal ‘MiPodo’, una familia de cuatro miembros, en un hogar estándar, podría llegar a gastar en electricidad hasta 900 euros anuales con los radiadores de calor azul, casi el doble de si se utiliza gasóleo y más del doble que si se emplea gas natural o prácticamente el cuádruple del empleo de biomasa.

Recuerda que a través de nuestra página en Facebook podrás estar al tanto de todas las informaciones surgidas sobre las distintas superficies que operan en nuestro país y que permiten adquirir productos con descuentos online. No lo dudes y síguenos.

También te puede interesar:

Todo lo que debes saber sobre los móviles y iPhones reacondicionados, ¿merece la pena? 

Oferta 3x2 y segunda unidad al 70 por ciento de Carrefour e Hipercor. ¿Cuál merece más la pena? 

 

¿Qué te ha parecido?

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
1 + 1 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.

Comentarios Recientes