Pasar al contenido principal

La OCU avisa: productos que deberíamos limpiar con más frecuencia

Limpieza

Cuando hablamos de limpieza, lo más normal del mundo es que a nuestra mente vengan las tareas más típicas de la casa como limpiar el baño o la cocina. Mientras que si hablamos de productos en concreto, los electrodomésticos son los que más ocupados nos mantienen. Sin embargo, existen algunas cosas que usamos a diario y que no limpiamos con la suficiente frecuencia: el cepillo de dientes, las cortinas, los colchones… La OCU explica cómo deberíamos limpiarlos.

Como suele ser habitual, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) suele ofrecernos semanalmente una serie de consejos. Por ejemplo, hace unos días nos contaban la realidad de los productos light y si realmente sirven para bajar de peso. Pero, en esta ocasión, han decidido centrar la mirada en algunas cosas que todos tenemos en nuestra casa pero que prácticamente nunca limpiamos.

¿Cómo limpiar los objetos que solemos olvidarnos?

Entre estos olvidados, la OCU incluye a los cepillos de dientes, los colchones, las alfombras, las cortinas y los grifos. Y para ayudar a los usuarios, ofrece una manera de limpiar cada uno de estos artículos de una forma ecológica:

  • Cepillo de dientes: lo primero que aclaran es que debemos cambiarlo cada 3 meses. Pero, mientras tanto, es aconsejable limpiar las cerdas con una mezcla de bicarbonato sódico y agua. Bastará dejarlo toda la noche en ella para que quede como nuevo.

  • Colchones: el aspirador es un gran aliado aquí, ya que nos ayudará a quitar la suciedad que pueda haber acumulado. También puede funcionar esparcir un poco de bicarbonato sódico, dejarlo actuar y pasar el aspirador tras unas horas.

  • Alfombras: aquí no es suficiente solo con el aspirador, la mejor opción pasa por llevarlo a un profesional para una limpieza en profundidad. En casa, productos como el bicarbonato o el detergente para la vajilla también pueden ofrecer buenos resultados.

  • Cortinas: lo más sencillo es usar la lavadora en frío con muy poco detergente y un programa que sea especial para prendas delicadas. Al salir de la lavadora no hace falta plancharlas, con colgarlas de nuevo será suficiente.

  • Grifos: aquí, al igual que con las duchas, el mayor enemigo es la cal. Por ello, debemos desenroscar un par de veces al año los grifos para limpiarlos con un producto antical o vinagre.

¿Qué te ha parecido?

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
6 + 7 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.

Comentarios Recientes