Pasar al contenido principal

La OCU advierte: el té kombucha no tiene tantos beneficios como te hacen creer

té kombucha

La OCU (Organización de los Consumidores y Usuarios) ha señalado que uno de los productos tendencia del momento, el té kombucha, podría no ser tan revolucionario y beneficioso como las marcas quieren hacernos creer.

Vas a cenar con tus amigos. Entre risas y puestas al día, sale el tema del consumo de probióticos: "Yo llevo ya un año merendando kéfir" dice tu amigo del alma. "Pues yo tengo ganas de probar el té kombucha, dicen que mejora la digestión, que te hace perder peso, que es antioxidante, que sirve para el colesterol... Y encima, tiene cafeína y alcohol". Y te quedas con ganas de saber en qué consiste ese té del que todo el mundo está hablando.

El té kombucha, té de hongos u hongo machuriano se crea a través de la fermentación de de té endulzado con una colonia de bacterias y levaduras. Tiene un origen milenario (y chino) pero en los últimos meses muchas marcas lo están lanzando al mercado dejando de lado el componente homemade del producto.

Aunque, para algunas personas, resulta bastante desagradable. Esto es porque esa colonia tiene una apariencia gelatinosa y alejada del concepto tradicional de té. Según apunta la OCU, su sabor recuerda al vinagre de manzana e incluso al champán.

hongo del té kombucha

¿Propiedades? ¿Riesgos?

Además de contener cafeína y una pequeña cantidad de alcohol, esta bebida tiene vitaminas B y cuenta con algunos aminoácidos, sin embargo, no tiene con un aporte nutricional llamativo ni de gran interés. Gran parte de sus beneficios se le atribuyen debido al proceso de fermentación, y por presumir de ser una bebida probiótica. Sin embargo, no encontramos evidencias científica que demuestren que ayuda en la digestión, o que es útil para frenar la pérdida de memoria, reducir la presión arterial o mejorar nuestra inmunidad.

Por otro lado, el té kombucha puede suponer algunos riesgo, ya que no está sometido a pasteurización (evidentemente), por lo que carecen de inocuidad alimentaria. Esto se traduce en que tenemos que prestar especial atención en el origen de la bebida, ya que su elaboración y conservación debería mantener las condiciones higiénicas adecuadas, y la preparación depende de organismos vivos que varían de un procedimiento a otro, e incluso, después de desarrollarse mucho.

El consumo para algunas personas puede suponer incluso algunos problemas. Por ello, no se recomienda a personas embarazadas, lactantes o niños, ni a aquellos que tengan problemas intestinales o inmunológicos. Para aquellas personas que excedan el consumo recomendado o que pueda no sentarles bien, puede provocarles malestares estomacales.

té kombucha

¿Qué te ha parecido?

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
6 + 6 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.

Comentarios Recientes