Pasar al contenido principal

¿Cómo pedir un préstamo personal puede ayudarte a reformar tu hogar?

Prestamos

Si necesitas reformar tu hogar, pero no cuentas con el dinero necesario, pedir un préstamo personal puede ayudarte a conseguirlo. Pero antes de pedir un préstamo, es importante conocer qué tipos de préstamos existen y qué tener en cuenta para hacer la mejor inversión y ahorrar.

¿Qué es un préstamo personal?

Los préstamos son servicios que ofrecen generalmente las entidades bancarias con el objetivo de que el prestatario pueda cubrir deudas pendientes o comprar un determinado bien, o servicio. Por ejemplo, como te contamos en este artículo, pedir un préstamo es una buena opción para hacer una reforma, cambiar la cocina o amueblar la casa.

Estos créditos anticipan el capital a la persona solicitante, a cambio de que éste devuelva fraccionado dicho capital al prestamista, sumándole los intereses generados.

Si ya tienes otros préstamos, pero quieres mejorar tus condiciones, puedes hacerlo con Matchbanker, reunifica tus deudas en un solo préstamo y ahorra.

¿Cómo elegir el mejor préstamo para reformar tu casa?

Aquí van algunos consejos que te serán de ayuda para elegir el préstamo personal que puede ayudarte a reformar tu hogar.

No pidas más dinero del que necesitas

Solicitar un préstamo con una cantidad superior a la necesaria puede ser un error que te persiga durante muchos años. No obstante, las tendencias han cambiado, y los bancos ya no ofrecen créditos tan a la ligera.

Antes de pedir un préstamo piensa bien qué cantidad necesitas, si sólo quieres reformar el baño, o también necesitas hacer una reforma en la cocina. Pero intenta fijar algo concreto y evitar el “ya que estoy...”. Así tu préstamo te resultará más llevadero de pagar, y los intereses más bajos.

Intenta devolver el préstamo lo antes posible

Cuanto más tiempo tardes en pagar el préstamo, mayores serán los intereses a pagar. De hecho, tardar mucho tiempo en pagar los préstamos es lo que más encarece el precio final de este servicio.

Así que antes de pedir un préstamo para reformar tu hogar, valora tus ingresos y tu capacidad de asumir los pagos de la cuota periódicamente.

Fíjate en la TAE

Los intereses que te cobrará la entidad no es lo único en lo que debes fijarte antes de pedir un préstamo para hacer una reforma de tu casa. Existen otras condiciones y comisiones del crédito que pueden encarecer su precio.

Por eso, antes de decantarte por un préstamo, presta atención al TAE (Tasa Anual Equivalente). Esta tasa te ayudará a tener claro cuál es el precio total del préstamo, con comisiones, intereses y gastos incluídos.

¿Qué te ha parecido?

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
2 + 10 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.

Comentarios Recientes